Les cabòries d'en Montilla

¿Qué puede estar pasando por la cabeza de un ex president?

Cómo se aplica la metodología scrum en una empresa

metodología scrum empresa

Scrum es una metodología cada vez más extendida en el mundo de la empresa, y sintoniza directamente con un acercamiento a las buenas prácticas. En primer lugar, el scrum promueve el trabajo colaborativo por proyectos. Dichos proyectos se interrelacionan entre sí de forma que unos alimentan a otros y se producen flujos de información, ayuda y producción.

En este sentido, el Scrum es muy útil cuando hay muchos agentes y un entorno complejo, pues se alcanzan más rápido resultados y el nivel de adaptación es mayor.

Por otro lado, el Scrum sirve, sin duda, para acelerar procesos atascados. Por ejemplo, para acelerar una situación en la que un cliente no está obteniendo lo que necesita. Si los costes se han disparado, las entregas se han demorado o la calidad ha bajado, es necesario adoptar una nueva estrategia. Y la metodología Scrum es idónea.

Cómo se aplica la metodología Scrum

Lo primero que hay que señalar es que todo el trabajo se divide en bloques temporales breves y claramente delimitados. El plazo es siempre de entre dos y cuatro semanas de duración.

Para empezar, se parte de una lista de objetivos y requisitos priorizada. En ella, el cliente destaca qué es lo más significativo en cuanto a iteraciones a llevar a cabo.

Así pues, una vez definidos los problemas y los grupos, se planifica la iteración. En este momento se escogen los requisitos (no más de 5 horas ocuparemos en ello), y se pasa a la propia planificación (otras cuatro horas).

Una vez planeada la iteración, cada equipo de trabajo realizará cada día reuniones de sincronización en las que se examinará el trabajo del resto. En la iteración siempre hay un Facilitador (Scrum Master) encargado de supervisar todo el proceso y evitar obstáculos generados por el grupo.

El desarrollo de las iteraciones

A lo largo del tiempo, se concretizan claramente los requisitos del cliente y los proyectos se centran.

En el último día se realiza un doble proceso. Por un lado una demostración en la que el equipo presenta al cliente el resultado de la iteración y cómo se ha mejorado en lo que se requería.

Por otro lado, se realiza una retrospectiva, donde se estudia la mecánica de trabajo con el fin de mejorarla en futuras iteraciones.

Ambos procesos no durarán más de cuatro horas.

En esencia, como vemos, la metodología Scrum parte de un alto concepto de la colaboración y la autogestión de grupos. Útil para desentrañar problemas.

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *